Avisar de contenido inadecuado

“RESPETO AL MAR”, SIN MIEDO

{
}

 TAGS:undefinedNo importa cuántas veces haya tenido al mar a mí delante, siempre es una gran impresión ver el mar; su inmensidad y fuerza que transmite nos provoca una reacción peculiar, parece amplificar y sacar a la superficie nuestros pensamientos más profundos, aún más cuando la marea besa nuestros pies y la arena se hunde bajo nosotros.
El mar sosiega el alma, nuestros problemas parecen pequeños en comparación con la inmensidad del océano, las playas se llenan de visitantes felices que solo buscan desconectarse y olvidarse, por lo menos esos instantes de las obligaciones que rigen sus vidas… ¿Quiénes somos con el sonido de las olas?.., tipos de olas que llegan a la orilla y arrastran todo lo que tienen al frente… por eso “respeto al mar”, sin miedo.
A poco tiempo de la temporada de verano y el gran afluente de turistas que tendremos en las playas, es inevitable a veces tener que pasar malas experiencias por la imprudencia y el desconocimiento, exponiéndonos a riesgos y peligros al ingresar al mar…, la majestuosa fuerza de la naturaleza es impredecible, debemos extremar las precauciones cuando el tiempo no sea favorable…
Nuestra región es eminentemente marítima, de tal manera que el mar baña generosamente nuestras costas y ofrece una rica y variada productividad para el sustento y alimentación… Quienes habitamos el lugar tenemos alma y vocación marinera, sin embargo esta familiaridad con el océano nos hace demasiado audaces para convivir con el mar y nos mueve a desafiarlo sin mayores justificaciones.
Por eso recalco casi con religioso fervor, tener mucho respeto, miramiento, admiración al mar; sin miedo, espanto o pavor…, tomando en cuenta que nuestro litoral se caracteriza por su cambiante temperamento en sociedad con la fuerza incontrarrestable de la naturaleza. TAGS:undefined

 Algunas Recomendaciones:

Si va a una playa y no hay salvavidas, es preferible irse./

Respetar la bandera que coloque la autoridad marítima: verde significa apta; amarilla que puede entrar, pero con cautela; y la roja es peligro, no ingrese./

Si ingeriste bebidas alcohólicas o acabó de comer, no entre al mar, le puede dar un calambre o desorientarse y ahogarse./

Si al estar en el mar sientes que se está ahogando, nunca nade contra la corriente, hágalo en paralelo a la orilla pues la corriente siempre lo arrastrará al fondo./

Nunca dejes solos a sus hijos, ni en la orilla de la playa./

Las olas los pueden arrastrar en segundos./

No nade cerca a las rocas, la corriente siempre lo llevará hacia ellas y se golpeará./

 

                                                                  /////////

{
}

Álbum de fotos de “RESPETO AL MAR”, SIN MIEDO

3 de 3

Ver fotos de “RESPETO AL MAR”, SIN MIEDO

{
}

Deja tu comentario “RESPETO AL MAR”, SIN MIEDO

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre